ASOCIACIÓN PROVINCIAL DE BLOGUEROS Y WEBMASTERS DE JAÉN. "JAÉN BLOGUERO"

ASOCIACIÓN PROVINCIAL DE BLOGUEROS Y WEBMASTERS DE JAÉN.   "JAÉN BLOGUERO"
jaénbloguero@hotmail.com

miércoles, 31 de octubre de 2007

Madura y armoniosa arquitectura

Interior Catedral de Jaén
De las tres catedrales andaluzas del Renacimiento (Jaén, Granada, Málaga), la de Jaén no es la más conocida ni ponderada; siendo la más pequeña en dimensiones, pero merece justicia el destacarse como la más madura y armoniosa en cuanto estructura arquitectónica, la que produce un efecto de espacialidad más majestuoso y logrado.
El equilibrio en la de Jaén se logra como en ninguna de las tres. Los pilares cruciformes corintios son nobles, los entablamentos reducidos para que no embaracen demasiado el aire; los grandes arcos sobre los que descansan las bóvedas, de una mayor luz, resultado de una mayor concordancia entre arco y pilar; en otras palabras, una mayor respuesta al espíritu clásico.

Santuario de la Virgen de la Capilla

Mural de la Virgen de la Capilla
En la iglesia de San Ildefonso, los muros más antiguos son los norte y este, donde aparece cegada su puerta primitiva, con una composición gótico Isabel que ha sido restaurada posteriormente con un mosaico de Santiago Pedrós. Es el santuario de la Virgen de la Capilla, patrona de Jaén. Según las crónicas antiguas, la Virgen María descendió a la ciudad de Jaén en la noche del 10 al 11 de junio de 1.430, con un cortejo celestial que, a modo de procesión, partió de la Catedral y llegó hasta la iglesia de San Ildefonso, que en aquellos tiempos era un arrabal de la ciudad. Así nació en Jaén la devoción a la Virgen de la Capilla, cuya festividad se celebra el 11 de junio.

Iglesia de las Bernardas

Altar Mayor
Contrastando, a la entrada, con su gracioso y alegre patio se encuentra el severo templo. La Iglesia, con planta de cruz latina, es de una gran sobriedad. Su bóveda de cañón se cubre en el crucero con media esfera sobre pechinas, decorándose con el escudo del obispo de Troya sostenido por águilas. El retablo es barroco temprano de orden corintio decorado con pinturas. En su altar mayor se encuentran excelentes cuadros de Ángelo Nardi, así como un retrato del obispo de Soria y Vera, fundador del convento. Adosada al Convento está la Puerta del Ángel y la Fuente de la Alameda, De Don Diego o Las Bernardas.

martes, 30 de octubre de 2007

Plaza de la Constitución

Fuente de la plaza
También conocida como Plaza de las Palmeras, en Jaén; plaza que a lo largo de su historia ha sufrido gran cantidad de remodelaciones, la más impactante y de mal recuerdo seria la que destruyó el Teatro Cervantes, añorado por muchos jiennenses, y la última y reciente, en la que de entre los varios elementos que la conforman destaca el Monumento al Alfarero, del ceramista ubetense Paco Tito. De los edificios más notable de la plaza destacamos el estilo regionalista de la central de Cajasur, en un rincón, y el edificio de Hacienda, construido en 1932, un edificio austero con algún detalle en sus ventanales que se ubicó justo en medio de la primitiva Plaza del Mercado, dividiéndola en la de la Constitución y la del Deán Mazas.

Palacio del Condestable Iranzo

Fachada del palacio
Los restos del Palacio del Condestable Iranzo se encuentran contenidos entre el Palacio Municipal de Cultura, en la Calle Maestra, y el Patronato Municipal de Asuntos Sociales, en la calle Cerón. Aunque la fachada principal y algunas otras salas datan de 1.920, una escritura de 1.462 certifica la adquisición de esta casona por el Condestable, que lo convirtió en un rico palacio mudéjar. A su muerte, pasó a manos de los Marqueses de Villar Don Pardo y de ellas a otros propietarios. Fue restaurado en el siglo XIX. En la segunda mitad de este siglo se convirtió en la sede del Casino Primitivo, y en 1.892 fue adquirido por Justino Flores. De nuevo fue modificado en 1.928. Pese a tantas obras, aún quedan restos de ricos artesonados mudéjares. En la actualidad el edificio sirve de sede del Patronato de Cultura y Turismo del Ayuntamiento, y de la Biblioteca Municipal.

lunes, 29 de octubre de 2007

Palacio del Capitán Quesada

Fachada del Palacio
Se encuentra situado en la Plaza de la Merced. Era la Casa Señorial del Capitán Fernando de Quesada Ulloa, que fue Veinticuatro de la Ciudad, y Corregidor en Cádiz, Jerez de la Frontera y Gibraltar. Es una construcción de mediados del siglo XVI. Fachada de gran empaque cuyo conjunto se remata con galería de arcos de medio punto. También destaca la torre situada en un extremo del edificio, decorado con ventanas geminadas, y debajo de los balcones unos medallones emblemáticos de héroes clásicos. Su interior, después de ser restaurado, ha recuperado una nueva imagen con un patio con arcos sobre columnas toscanas. Actualmente alberga el Negociado de Urbanismo del Ayuntamiento.

Hospital de San Juan de Dios

Fachada del Hospital
Este Hospital nace de la unión de otros dos, el de la Santa Misericordia (siglo XVI) y el de San Lázaro, que por el año 1.619, fueron entregados por el cabildo municipal a la Orden de San Juan de Dios, formando parte después de la Beneficencia de la Diputación Provincial hasta 1.980.
Desde el punto de vista arquitectónico hay que destacar su portada del siglo XVI, de gótico tardío, dos hermosos patios, y una iglesia muy sencilla, que sufrió un incendio devastador en 1.916, por lo cual tuvo que ser reconstruida en 1.919, y en la actualidad se utiliza como salón de actos.
La Diputación Provincial lo ha recuperado para Palacio de Congresos y Exposiciones y es sede del Instituto de Estudios Jiennenses y del Centro Documental de Temas y Autores Jiennenses.

sábado, 27 de octubre de 2007

D. Bernabé Soriano de la Torre

Monumento al médico de Jaén
Bernabé Soriano (1842-1909), fue un médico de Jaén, filántropo, muy querido por la sociedad jiennense de los últimos tiempos del siglo pasado, pero con una enorme proyección hacia el siglo XX. . Cursó sus estudios de Bachillerato en el Instituto de Jaén y la Licenciatura de Medicina en la Universidad de Granada. Perteneció a la Santa Capilla de San Andrés y fue gobernador de esta Institución. Por su ejecutoria ejemplar en pro de las personas humildes, fue objeto de varios homenajes populares. El monumento fue inaugurado el 15 de agosto de 1.915 y costeado por suscripción pública y representa una figura de hombre ya en la madurez de su vida, sentado, con un brazo caído y el sombrero en la mano. Se colocó entonces en el centro de la Plaza del Mercado, luego de Las Palmeras. Al realizarse la reforma de dicha plaza el monumento fue trasladado a la Alameda y recientemente fue devuelta a la Plaza de la Constitución. Es una obra en bronce del escultor de Santisteban del Puerto Jacinto Higueras Fuentes.

Convento de Santa Úrsula

Patio del convento
Fue fundado por el obispo D. Diego Talavera a mediados del siglo XVI, con el titulo de Penitencia, fue una institución dedicada a la recuperación de mujeres descarriadas. Está situado junto a la Iglesia de La Magdalena y regido por las Madres Angustias Recoletas. De interés se puede destacar su iglesia, de una sola nave y que se accede a través de un patio reglar, mediante una sencillísima puerta lateral, que conserva como elemento de más valor un artesonado mudéjar. En él se elabora un dulce típico de Jaén, las "Yemas de Santa Úrsula", postre rico cuya receta trajeron una madre y dos hijas procedentes de Cuzco (Perú) que procesaron como religiosas en el convento, en el primer tercio del siglo XVIII.

viernes, 26 de octubre de 2007

Convento de las Carmelitas Descalzas

Fachada del convento
El arquitecto Eufrasio López de Rojas fue el autor del proyecto de este convento, gracias también a una fundación particular que en el año 1.673 decidió promover esta obra. La iglesia corresponde enteramente a la concepción de la orden carmelita, siendo de una sola nave cubierta por una bóveda de cañón.
La portada es bien sencilla, destacando la hornacina donde se encuentra una figura exenta de Santa Teresa. En su interior es de señalar su retablo en el altar mayor, con cuadros de los siglos XVII y XVIII y un manuscrito de San Juan de la Cruz, correspondiente a su Cántico Espiritual.
Es un convento de hermanas de clausura y posee un hermoso patio adornado con arcos superpuestos sobre gruesos pilares. Destacan también los trabajos de repostería que estas religiosas nos ofrecen con todo su amor.

jueves, 25 de octubre de 2007

Torreón del Conde de Torralba

Muralla árabe
El resto más visible de lo que fuera la muralla árabe, que arrancaba del castillo de Santa Catalina y bajaba por el monte rodeando la ciudad es el torreón del Conde de Torralba, situado en la Carrera de Jesús. Fue reforzado y ampliado por los cristianos, y después de su utilización meramente defensiva, mantuvo una función fiscal, pues en sus puertas y portillos se cobraban los impuestos sobre las mercancías que entraban y salían de la ciudad. La muralla ha ido desapareciendo en el casco de la ciudad, derribándose gran parte o transformándose, quedando encerrada como muro medianero entre edificios, con torres convertidas en azoteas.
Este torreón está realizado en sillería y cuenta con una sala amplia que recoge la luz por tres saeteras. Se accede desde el adarve cubierto por dos arcos de ladrillo. Fue restaurado en 1.972.

El afamado Andrés de Vandelvira

Monumento a Andrés de Vandelvira
Nacido en la ciudad de Alcaráz (Albacete), año 1.505-1.575, pero en los primeros años de la década de los treinta del siglo XVI, parece que se establece regularmente en Villacarrillo (Jaén) población cercana a Úbeda, residiendo en el domicilio familiar con Luisa de Luna, y donde acumulará la mayor parte de sus posesiones y bienes.
En 1.536 Andrés de Vandelvira da un paso de capital importancia en su carrera arquitectónica, al hacerse cargo de las obras de la iglesia de El Salvador de Úbeda. Durante los próximos años, se entregaría a un tremendo ritmo de trabajo, interviniendo en obras de todo tipo en la comarca de la Loma.
A sus 45 años gozaba de una gran fama, conseguida gracias a su pericia profesional y a su gran talla moral. Pero su gran reto y la cima de su trabajo fue la catedral de Jaén; con un dominio absoluto sobre el arte de la estereotomía, el corte de la piedra según la más pura tradición gótica, supo diseñar el nuevo estilo renacentista, con ideas y concepciones innovadoras usando de su pericia como maestro cantero. Así, la catedral de Jaén, quizás la más puramente renacentista, fue el modelo seguido por importantes catedrales de Méjico.

martes, 23 de octubre de 2007

Iglesia de San Bartolomé


Fachada (XVII)
Fue erigida parroquia en el siglo XIV; la pequeña iglesia tiene su origen en época medieval. Su fachada muy sencilla de finales del siglo XVII, culminada en un campanario, se atribuye a Eufrasio López de Rojas. Fue levantada entre los siglos XVI y XVIII en la plaza de su mismo nombre. Es un templo mudéjar, que conserva un bellísimo artesonado además de la representación del Cristo de La Expiración que fue en un principio atribuida a Martínez Montañés, aunque hace ya muchos años que se desechó esta idea y se la considera obra anónima, atribuida a José de Medina (malagueño afincado en Jaén) hacia el año 1.862.

Iglesia del Sagrario

Fachada principal
De estilo neoclásico, esta iglesia fue diseñada por Ventura Rodríguez en 1761, aunque la realizó su sobrino Manuel Martín Rodríguez y se inauguró en 1801. Como su nombre indica, esta amplia Capilla lateral de la Catedral guarda el Sagrario para la visita y adoración de los fieles. Su construcción se debió al fuerte desnivel que se observaba en ese ángulo y por la necesidad de consolidar la obra después del terremoto de Lisboa (1755). El conjunto se remata con una balaustrada, en la que se ubican las imágenes de San Miguel, San Pedro y San Pablo en la fachada principal; la Caridad, la Gracia, la Inocencia y la Sabiduría en la que da a la calle Campana; y Melquisedec, Sansón, Isaac y David en la portada que da a la plaza de San Francisco.
Durante un tiempo estuvo abandonada hasta que en 1940 se procede a su limpieza para alojar los restos de los muertos en la Guerra Civil, entre ellos los del Obispo Manuel Basulto, y compañeros mártires, en proceso de beatificación.

lunes, 22 de octubre de 2007

El pilar del Arrabalejo

Pilar abrevadero
Los vecinos del Arrabal de la Puerta de Baeza, hicieron una petición al Cabildo Municipal para la construcción de un gran pilar abrevadero en el año 1.573, cuyo autor y director del encargo corrió a cargo de Alonso Barba, siendo ejecutada por el cantero Miguel Ruiz de la Peña.
Se encuentra situada en la calle Millán de Priego, haciendo esquina con la calle Fernando IV, la cual recibía las aguas del generoso raudal de la Magdalena, saliendo dos caños de agua de sus respectivas hornacinas, formando el primer cuerpo; el segundo está adornado con escudos y cartelas, y el tercero igualmente ornamentado con estas últimas; su coronación consiste en un jarrón y una inscripción de 1.574, un año después de su construcción.

La reja de San Andrés

Reja de San Andrés
Fue realizada hacia 1.523 y en ella se puede observar un incipiente estilo renacentista, con detalles y calados que son verdaderos trabajos de encajes; obra del maestro Bartolomé Ruí, autor, entre otros, de la reja de la Capilla Real de Granada. Se puede considerar como una magnifica reja de hierro forjado, estofado y sobredorado en oro, donde en el centro de la misma se halla figurado el misterio de la Inmaculada Concepción con el abrazo de San Joaquín y Santa Ana, unidos por un ángel, ante la puerta áurea de Jerusalén. En la parte más alta de la reja figura el árbol genealógico de la Stma. Virgen María.

domingo, 21 de octubre de 2007

Catedral. Sillería del Coro

Sillería del Coro
El coro, obra atribuida al discípulo de Churriguera, José Gallego, de grandes dimensiones y altura para las proporciones del templo, el cual dicen que pudiera alterar la tranquila y reposada arquitectura renacentista.
La sillería fue construida a finales de la segunda década del siglo XVI, está compuesta por 53 sillas bajas y 69 altas, para el cabildo eclesiástico y de la ciudad que ocupaba la sección de escaños corridos. En este se perciben claramente dos estilos: Por una parte, los rasgos netamente flamencos por el gusto naturalista de escenas y figuras, atribuidas al entallador Gutierre Gierero, de origen alemán; y de otra un clasicismo de sus figuras y grutescos, sobretodo reflejado en la silla del prelado Suárez, atribuida a Juan López de Velasco, por unos y a Jerónimo Quijano, por otros.

Palacio de la Diputación Provincial

Fachada principal
Fue levantado sobre las ruinas del convento de San Francisco, derribado en 1.867, siendo residencia de Fernando III el Santo, cuando se conquistó la ciudad. Pedro I entregó el convento a los Franciscanos en 1.354 y estos a su vez a los Observantes en 1.524.
Se construyó en base a un proyecto, redactado en 1.871, por el arquitecto Jorge Porrúa, premiado en la Exposición Provincial de 1.878. Es un edificio de planta tradicional al estilo del palacio italiano renacentista. Espacio abierto a un gran patio interior, dos plantas y sótanos, bien distribuidos, con un hemiciclo al norte, que, al exterior, tiene forma de ábside. La fachada principal, a la plaza de San Francisco, con una portada en el centro resaltada con un triple vano de arcos de medio punto. Ventanas, con balcón corrido en el segundo piso, y un remate de frontón con un reloj y el escudo de la provincia.

viernes, 19 de octubre de 2007

Palacio de los Cobaleda Nicuesa

Balcón del palacio
En el barrio de la Catedral, edificado entre los siglos XV y XVI, se encuentra esta construcción señorial en la que el tiempo ha dejado su huella sufriendo numerosas modificaciones.
En su portada monumental del siglo XVII, dos tenantes sostienen el escudo nobiliario sobre el balcón principal. La puerta que da paso al zaguán tiene una interesante verja del siglo XIX por la que se accede al patio. En la segunda planta hay un oratorio barroco con yeserías del siglo XVII. El palacio, de propiedad particular, posee interesantes piezas de arte, archivo y biblioteca, todo ello perteneciente a la familia Bonilla y Mir. D. José Antonio, que falleció en 1989 y fue durante muchos años presidente del Instituto de Estudios Jiennenses y propulsor de cuanto fuera bueno para Jaén. Ejemplo de vivienda señorial junto a otros palacios como el de los Vilches o el del Marqués de Blanco-Hermoso, fue declarado Monumento Histórico Artístico en 1975 y también es conocido como Casa del Deán o Casa de los Minallones.

Fuente de las Bernardas

Fuente de las Bernardas
Se trata de un pilar abrevadero de grandes proporciones, y a la vez fuente monumental, que se surtía del raudal de la llamada Fuente de Don Diego.
Está situada junto a la Puerta del Ángel, en la explanada de la Alameda y adosada al muro del convento de las Bernardas.
En 1967 fue objeto de una restauración profunda a cargo del arquitecto Luís Berges Roldán y se le añadió un cuerpo central, presidido de un trozo de escudo imperial e inscripciones procedentes de las antiguas Carnicerías de la Plaza de San Francisco.

miércoles, 17 de octubre de 2007

Monumento a las Batallas

Plaza de Las Batallas
Se encuentra en el centro neurálgico del Paseo de la Estación, en la famosa Plaza de las Batallas. Su autor, el escultor Jacinto Pascasio Higueras Fuentes, nacido en Santisteban del Puerto (Jaén). Fue inaugurado en 1912 y rememora las batallas de las Navas de Tolosa (1.212) y Bailén (1.808), que son decisivas en la historia de Jaén y de España.
Monumento que a lo largo del tiempo ha visto como su Plaza, al igual que su Avenida sufriría de multitud de cambios de imagen.
Desde su izquierda nace su inseparable acompañante, el Parque de La Victoria, fiel lugar de paseos de los jiennenses; y a su derecha el edificio que alberga la Subdelegación del Gobierno; en la cumbre, acechándolo, el Castillo de Santa Catalina.

Iglesia de la Merced

Fachada de la Merced
Su construcción data de 1.580 y hay que distinguir dos partes: El claustro, pequeño y cuadrado cerrado en la actualidad, de dos pisos sobre una estructura de vanos adintelados separados por pilastras toscanas (XVI-XVII) y el templo, que se consagra en 1.727 y que presenta planta basilical de tres naves, con bóveda de cañón y capillas hornacinadas, comunicadas entre sí en las naves laterales.
La fachada principal, realizada en piedra, está decorada con una hornacina con la imagen de la titular Ntra. Sra. de la Merced, una obra de finales del barroco. En cambio la torre, situada en el ángulo noreste de la fachada, se realizó con ladrillo, de remotas reminiscencias mudéjares.
El templo sufrió serios desperfectos en 1.936, durante la Guerra Civil y sería restaurado entre 1.954 y 1958.

martes, 16 de octubre de 2007

La Cruz del Castillo

La Cruz del Castillo
Esta Cruz se encuentra en el punto más elevado de la ciudad de Jaén. Según cuentan las leyendas populares, la cruz del Castillo de Santa Catalina se construyó en memoria de la conquista de la ciudad por parte de Fernando III el Santo, tras arrebatar la fortaleza al rey Alhamar, y aunque este monumento se reconoce y caracteriza por sus grandes dimensiones, en realidad, esta cruz había sido anteriormente de madera, y de unas proporciones mucho más pequeñas.
La responsable de su estado actual es la familia Balguerias, de la que hay una lápida con una dedicatoria, en la que manifiestan que ceden esta cruz a la ciudad de Jaén. También inscrito en la cruz, encontramos un “Soneto a la Cruz” de Antonio Almendros Aguilar, que fue tallado por el cantero Antonio Prieto. Desde la base de la Cruz se domina por completo buena parte del término municipal de Jaén, permitiendo un conocimiento global de las tres zonas (sierra, huerta y campiña) que forman la zona rural de la capital.

lunes, 15 de octubre de 2007

Callejear por la ciudad

Plaza del Pósito
Para conocer bien una ciudad, no hay mayor remedio que callejearla, y Jaén no iba a ser menos. Es una capital para andarla sin prisas, para saborear sus calles y plazas, para sorprenderse delante de sus iglesias, de sus palacios y de cualquier rincón popular.
Tendría muchas sugerencias que hacerte, pero sobretodo su casco antiguo, donde se encuentran los barrios con más encanto de esta ciudad. La Merced, San Juan y la Magdalena, constituyen el paseo más afamado de los barrios históricos, donde nos podemos perder por sus típicas, estrechas y antiguas callejuelas.
Pero no me podría olvidar de la ciudad moderna y contemporánea, situada a ambos lados del Paseo de la Estación, y de su Gran Eje, y de su ampliación del barrio de Las Fuentezuelas…O de su afamado Bulevar, con parques y zonas de recreo. Tanto el día como la noche en Jaén, por su agradable temperatura, ofrece otro modo de divertirse. Las terrazas situadas en todos los barrios, son el mejor modo de tomar el pulso y el descanso a ese paseo por Jaén.

Su Ayuntamiento

Fachada del Ayuntamiento
El Ayuntamiento de Jaén se encuentra situado en la Plaza de Santa María y esta inspirado en el palacio de la Diputación. Su fachada central resaltada, esta formada por tres vanos adintelados en planta baja y tres arcadas ante su balcón principal, dándole un aspecto noble y rematándose en un pequeño hastial para la colocación del reloj.
Las casas consistoriales de esta ciudad, tuvieron diferentes sedes a lo largo de su historia. Es a partir del siglo XVII cuando aparecen ubicadas en esta Plaza de Santa María, al principio en su costado Sur. Cuando se adquiere el Palacio de Montemar a finales del siglo XIX, es demolido y se inicia la nueva construcción del actual Ayuntamiento, obra del arquitecto Agustín Eyres.
A finales de la década de los cuarenta este edificio fue modificado por el arquitecto Antonio María Sánchez. Su proyecto, entre otras cosas, consistió en añadir una planta más a la fachada principal.

sábado, 13 de octubre de 2007

El Museo Provincial

Portada del antiguo Pósito
El Museo Provincial de Jaén es un edificio neoclásico, de planta cuadrada y torres en las esquinas, cuya construcción data del año 1.920 por el arquitecto vigués de la escuela madrileña, Antonio Flórez Urdapilleta.
Si queremos ver la mayor colección de escultura íbera de España, los motivos de arqueología más importante de los museos andaluces y una pinacoteca en su sección de Bellas Artes, con lienzos de Madrazo, Antonio López, Rafael Zabaleta, entre otros muchos, no debemos dejar de visitar este Museo.
Como fachada principal se instaló la portada del antiguo Pósito, obra renacentista del siglo XVI atribuida a Francisco del Castillo; y como conjunto escultórico más importante, el descubierto en 1.975, a las afueras del pueblo jiennense de Porcuna, representando la historia mítica de un linaje aristocrático del siglo VI antes de Cristo, denominado Cerrillo Blanco, o el también afamado Toro de Porcuna.
Otro ejemplo importantísimo es el hallado en la década de los noventa del pasado siglo, en el santuario heroico del cerro de El Pajarillo del la localidad jiennense de Huelma.
Si definitivamente se logra trasladar este a los solares dejados por la Vieja Cárcel, se podrá seguir disfrutando y su importancia quedará reflejada en el Nuevo Museo Internacional de Arte Íbero.

Iglesia de San Ildefonso

San Ildefonso. Portada Plateresca
La Iglesia de San Ildefonso, de origen medieval, donde su primer dato histórico procede del año 1.248.
Este templo, en el que se hallan presentes diversos estilos arquitectónicos que van desde el gótico hasta el neoclásico, tiene tres portadas: una gótica, una plateresca (XVI) y una tercera neoclásica (XVIII). Aquí se encuentra la imagen de la Virgen de la Capilla, patrona de la ciudad, siendo también sede canóniga de la talla de Nuestro Padre Jesús Nazareno que se venera en la Catedral.
En esta iglesia están sepultados los restos de Andrés de Vandelvira, arquitecto de la Catedral de Jaén, fallecido en 1.575.
Da nombre a su barrio que es un intrincado mosaico de calles y callejuelas con continuas cuestas que van desde las señoriales como Muñoz Garnica, a las estrechas y pintorescas como Salsipuedes.

jueves, 11 de octubre de 2007

Como nació y creció Jaén

Plaza de San Juan
Los núcleos más antiguos de la población pertenecen a los barrios de la Magdalena y San Juan. En su subsuelo se pueden hallar la memoria de la Roma antigua, y sobre ella las primitivas construcciones árabes, los cuales aprovecharon los veneros de agua potable provenientes del cerro de Santa Catalina. La nueva ciudad cristiana se asienta al otro lado de la muralla medieval.
Durante los siglos XVII y XVIII un estancamiento demográfico impide cualquier desarrollo urbano. Ya por el siglo XX, la ciudad crece con el trazado de dos grandes avenidas hacia el norte, la de Madrid y la Estación.
Más tarde, construido el Gran Eje, Jaén se amplia por el Bulevar, donde podemos encontrar numerosos yacimientos arqueológicos conocidos como Marroquíes Bajos.
En la fotografía, la Plaza San Juan con el monumento al que fuera cronista y escritor de la provincia, D. Antonio Almendros Aguilar.

La climatología

Jaén nevado
Jaén se encuentra situado geográficamente en el interior andaluz, y su clima mediterráneo continental nos permite del disfrute del paseo durante casi todo el año. Si tuviera que decir una estación para visitar esta ciudad, recomendaría la primavera y el otoño. Los inviernos son suaves, pero como observamos en la fotografía la nieve está haciendo acto de presencia en estos tres últimos años, tal vez por el cambio climático, pues no es habitual la nieve por estas tierras; y los veranos muy calurosos.
La temperatura media anual suele estar en los 16 grados centígrados, y todo ello gracias a que el sol nos visita unas tres mil horas al año.
Cuando la lluvia se deja caer nos encontramos a finales del invierno y principios de la primavera, siendo su media anual de unos 600 ml, repartidos entre 75 y 100 días de precipitaciones.

miércoles, 10 de octubre de 2007

Situación geográfica de Jaén

Vista de Jaén
Jaén es una de las ocho provincias de Andalucía. Situada al norte de la comunidad autónoma, siendo sus limites la frontera con la Meseta Castellana y los sistemas Béticos del sur.
La ciudad de Jaén se alza en el centro suroeste de la provincia, al pie del Cerro de Santa Catalina, a unos 575 metros sobre el nivel del mar. Calles empinadas y de pronunciadas pendientes se esparcen en torno a barrios de origen medieval, definiendo su urbanismo, ensanchándose hacia las zonas más llanas y amplias de los nuevos barrios y bulevares. La ciudad histórica se sitúa al sur y la nueva al norte. En sus alrededores abundan fértiles tierras de cultivo y extensos olivares que buscan el descanso del Valle del Guadalquivir. Hacia el sur y el sureste se encuentran las Sierras de Jaén y Jabalcuz que abrigan a la ciudad y al norte se abre el llano del río Guadalbullón que pasa a muy corta distancia de la ciudad.

martes, 9 de octubre de 2007

Convento y Claustro de Santo Domingo

Fachada de estilo manierista (1.582)
En la calle de Santo Domingo, uno de cuyos laterales lo ocupa la fachada del Real Convento y Universidad de Santa Catalina Mártir, de los padres Dominicos, que ocupa toda la manzana. Fue fundado por el rey Juan I en 1382, y, al parecer, era uno de los centros principales de los Dominicos en Andalucía. El Papa Paulo III le concedió el privilegio de ser Universidad, pero ante las protestas de la de Baeza perdió este rango, tras un largo pleito. Su construcción se debe a Andrés de Vandelvira. Y son dignos de visitarse la iglesia y el patio.
La entrada de la fachada principal parece ser que fue diseñada por Alonso Barba en 1582; es de estilo manierista, y en ella, sobre una portada toscana, hay tres hornacinas para Santa Catalina, Santo Tomás y Santo Domingo, cerrándose con un frontón curvo. Todo el espacio se encuadra por un entablamento sostenido por columnas corintias, cerrándose el conjunto con un frontón triangular con el escudo de la Orden.

lunes, 8 de octubre de 2007

Convento de Las Bernardas

Fachada principal
Bajando por la calle Reja de la Capilla y Aranda llegamos a la de las Bernardas al final de la cual está el Convento de la Concepción Franciscana, conocido popularmente por "las Bernardas", que fue fundado en 1588 por el obispo auxiliar de Toledo, don Melchor de Soria y Vera . Situado junto a la puerta que cerraba el muro de los adarves, se encuentra el convento el cual fue culminado en 1627. Su portada monumental, toscana, con hornacina en la que hay una imagen de la Purísima, da acceso a un patio por el que se entra a la Iglesia a través de un arco flanqueado por columnas toscanas que centra una puerta adintelada y, sobre ella, una hornacina con la imagen de Santa Clara. Es el más notable convento de los que originariamente estaban en la ciudad.
Se encuentra ocupado por una comunidad de clausura de religiosas Descalzas.

Castillo de Santa Catalina

Castillo de Santa Catalina
El castillo de Santa Catalina se alza sobre una alta peña de 820 metros de altura que domina, y a la que se ciñe, la ciudad de Jaén.
Esta fortaleza fue en sus orígenes un alcázar árabe construido durante el reinado del rey Alhamar. Después de la reconquista definitiva por San Fernando, en el año 1246, se levantó sobre la alcazaba mora una fortaleza cristiana con una iglesia consagrada a Santa Catalina, de la cual proviene el nombre de la fortaleza.
En el emplazamiento que ocupa se han ido sucediendo a lo largo de los siglos tres fortalezas: el Castillo Viejo, el Alcázar Nuevo y el de Abrehuy (estos dos últimos separados por una explanada que hoy ocupa el Parador). Las reformas del siglo XV, impulsadas por el Condestable Iranzo, los unieron en la práctica.

domingo, 7 de octubre de 2007

Notas sobre la Catedral

Detalle de rejas y fachada
Después de la dirección de Andrés de Vandelvira, se haría cargo de la obra de fabrica de la catedral, Juan de Aranda Salazar, entre el 1.635 y 1.654, que iniciaría una nueva etapa bajo el impulso del cardenal-obispo D. Baltasar Moscoso y Sandoval, dedicándose a capilla mayor, el presbiterio, la nave y portada del lado norte, la nave del crucero y la cúpula que lo cubre.
Más tarde, a partir de 1.667, Eufrasio López de Rojas, logra darle a la fachada principal un gran valor monumental, destacando el balcón principal desde donde se mostraba la reliquia del Santo Rostro.
La lonja que rodea la catedral y las rejas fueron realizadas por Manuel Martín Rodríguez a finales del siglo XVIII.
El templo, considerado como el ejemplo del más puro renacimiento, quedó dividido en tres naves, los muros exteriores albergan diecisiete capillas hornacinas. Un ordenado sistema de pilares de orden corintio, voltean los arcos formeros, que delimitan espacios rectangulares cubiertos por bóvedas vaídas, decoradas con diferentes motivos barrocos.

viernes, 5 de octubre de 2007

Palacio de Villardompardo

Fachada del Palacio
El Palacio de Don Fernando de Torres y Portugal es conocido popularmente como el Palacio de Villardompardo. Es un edificio construido a finales del siglo XVI por el Virrey de Perú don Fernando de Torres. Su función cambió a partir del siglo XVII, cuando este palacio se convirtió en un Hospicio, por lo que en 1902 se le añadió una pequeña iglesia en la que se adoraba a la Virgen de La Visitación. El Palacio de Villardompardo fue restaurado un poco más tarde, hecho que le llevó a conseguir el Premio Europa Nostra en 1984. Este conjunto, que obtuvo la consideración de monumento histórico–artístico en 1931, alberga en la actualidad el Museo de Artes y Costumbres Populares y el Museo de Arte Naïf. Bajo el museo se encuentran los baños árabes, una muestra de los baños hispanomusulmanes del siglo XI.

jueves, 4 de octubre de 2007

La ciudad de Jaén

Vista desde el catillo de Santa Catalina
Jaén es la capital de la provincia de Jaén, o como también se la conoce, capital del Santo Reino. Situada al sur de España y en el noreste de la Comunidad Autónoma de Andalucía. Tiene una población de 117.540 habitantes (2.006 fuente INE), lo que supone aproximadamente una sexta parte de la población de toda la provincia. Bajo el lema de Capital Mundial del Aceite de Oliva, la actividad económica de la ciudad, no obstante, está basada en el sector servicios, la administración, la industria agrícola y alimentaria, la construcción y un incipiente turismo cultural.
La ciudad de Jaén se alza al pie del Cerro de Santa Catalina calles empinadas y de pronunciadas pendientes definen su urbanismo, ensanchándose hacia las zonas más llanas y amplias de los nuevos barrios y bulevares. En sus alrededores abundan fértiles tierras de cultivo y extensos olivares que buscan el descanso del Valle del Guadalquivir. Hacia el sur y el sureste se encuentran las Sierras de Jaén y Jabalcuz que abrigan a la ciudad y al norte se abre el llano del río Guadalbullón que pasa a muy corta distancia de la ciudad.

La fuente de los Caños

Fuente de los Caños
La Fuente de los Caños, es la principal muestra de fuente monumental del XVI. Está enclavada en la Plaza de Los Caños, corazón de la ciudad antigua y se alimentaba del raudal de La Magdalena.
Consta de un gran pilar-abrevadero, bien decorado, adosado a un muro. En la parte inferior hay tres hornacinas, con niños desnudos, vertiendo ánforas de cuyas bocas salen los caños del agua. Hay varias inscripciones fechadas en 1.569 y 1.648, teniéndose la impresión de que pudo haberse construido por Francisco del Castillo o artistas que trabajaron bajo su influencia. Este proyecto data de 1558.
A sus espaldas se abre un entramado de intrincados callejones que deberían de comunicar con San Andrés y que son constancia de la ciudad medieval.
El agua configuraba la ciudad. Así, cada barrio contaría con su aljibe que ya en época cristiana, sobre todo durante el renacimiento, se sustituiría por su pilar o fuente, en muchos casos de carácter monumental, adosada por lo general a una pared, de donde los vecinos se abastecerían y en la que abrevarían las bestias.

miércoles, 3 de octubre de 2007

Iglesia de San Juan

Fachada principal
Es una de las parroquias más antiguas de la ciudad. En un principio era parroquia de San Juan, pero dejó de serlo en 1843, para volver, con la advocación de San Pedro, a partir de 1907, como consecuencia del derrumbamiento de este último templo.
En sus orígenes su arquitectura tuvo traza gótica, sufriendo diversas transformaciones, sobre todo a partir de los derrumbamientos parciales que se registraron a finales del siglo XVIII.
Destaca una torre, anexa, llamada Torre del Concejo, con una gran campana, de un metro de diámetro, figurando en dicha torre el reloj oficial de la ciudad, dependiente del municipio. Se celebraban por San Juan los Cabildos de la ciudad y la campana de la Torre del Concejo servía de convocatoria a los jiennenses en momentos solemnes o en horas de arrebato. Consta, en latín, la siguiente inscripción: "he aquí la cruz del Señor. Huid enemigos. Venció el león de la Tribu de Judá y de la raíz de David".La fachada principal es bastante irregular, tal vez debido a los citados derrumbamientos, con una espadaña en el ángulo izquierdo con restos de gótico isabelino.

Arco de San Lorenzo

Vista lateral del torreón
Es el único resto que se conserva de la Iglesia de San Lorenzo. Fue construido en el siglo XV, aunque la antigua iglesia data de finales del siglo XIII o primeros del XIV. Este arco se encuentra situado en la calle Almendro Aguilar, confluencia con Madre de Dios. En sus orígenes formaba parte de las antiguas murallas, siendo una de sus puertas más importantes. Ha sido declarado Monumento Nacional por Real Orden de 11 de octubre de 1877. En 1981 la Dirección General de Bellas Artes cedió el uso del Arco a la Asociación "Amigos de San Antón", que se ha encargado de realizarle las correspondientes restauraciones desde ese momento. En el interior se celebran conferencias organizadas por esta asociación sobre temas jiennenses. La tradición dice que aquí se enterró a Fernando IV el Emplazado, aunque lo único cierto es que aquí se veló su cadáver. También fue este el lugar donde se bautizó a Maximiliano de Austria, primo del emperador Carlos I.
En el interior del torreón existe una reducida capilla decorada con bellísimos azulejos moriscos y yeserías.

lunes, 1 de octubre de 2007

Portada de la Magdalena

Portada de la Iglesia de la Magdalena
La portada principal es del gótico isabelino, destacando un altorrelieve plateresco de la Magdalena, una imagen de gran tradición popular en occidente desde la época medieval, penitente, postrada y con el pelo suelto, rodeada a los lados dentro de guirnaldas las armas repetidas del Obispo Cardenal Don Esteban Gabriel Merino.

El lagarto de la Malena

El famoso lagarto de la Malena
Según cuenta la leyenda, junto a la fuente de la Magdalena apareció un lagarto de grandes dimensiones, que atemorizaba a la gente. Los vecinos de este barrio, asustados, no se atrevían a salir al manantial, por lo que buscaron una solución al problema del lagarto. Hay tres versiones distintas de cómo dieron muerte al reptil: Una habla de un caballero y sus espejos cegando al lagarto y aprovechando ese momento para atravesar al monstruo con su espada. Esta versión del mito, parece copiada de la leyenda valenciana del dragón del Patriarca y es la menos arraigada en Jaén.
Otra de un pastor que tomó a una de sus ovejas y la mató, sacándole parte de la carne y rellenando el pellejo con yesca encendida. El reptil, al oler el cordero ensangrentado, lo engulló y murió al abrasarle la yesca las entrañas. Y una tercera de un preso condenado a muerte que solicitó su amnistía a cambio de matar al lagarto. Para ello, solicitó un caballo, un costal de panes calientes y un saco con pólvora. Por la noche, el preso se presentó junto a la cueva y fue dejando una hilera de panes. El animal se despertó y se los fue comiendo tras el preso, que continuaba lanzando panes mientras huía a caballo. Al llegar a la plaza de San Ildefonso, en lugar de un pan le lanzó el saco de pólvora, que el animal devoró del mismo modo y, acto seguido, explotó. Según estudiosos del tema como Alfredo Cazabán y Juan Eslava Galán, esta última versión es la más verosímil de las tres, ya que en la Iglesia de San Ildefonso durante mucho tiempo se expuso una piel de reptil, seguramente de un caimán, sobre la que más tarde se pintó un retrato de San Cristóbal con el niño Jesús a hombros.

Plaza de la Magdalena

Plaza e Iglesia de la Magdalena
Es la plaza más antigua de la ciudad. Sus inicios fueron el asentamiento íberoromano en la ladera del Cerro de Santa Catalina, totalmente fortificada con un manantial que servia de acueducto para regar las huertas y alamedas del lugar y abastecer termas.
Pero fueron los árabes quienes reforman y amplían este primitivo núcleo y se convierte en el corazón religioso y administrativo del Yayyan, llegando a colonizar desde aquí al resto de la ciudad. A la llegada de los cristianos, esta adquirió rango de plaza principal, instalándose en ella el primer consistorio y la Parroquia de la Magdalena, sobre la antigua mezquita, cuyo alminar y patio de abluciones se conservan anexos al templo. La plaza es el centro de uno de los barrios más populares de la ciudad, y el trazado de sus calles presentan un alto valor ambiental, así como una arquitectura tradicional característica de la Alta Andalucía. Lugar donde la leyenda toma protagonismo de una serpiente o dragón legendario, conocido como el Lagarto de la Malena.

La catedral de Jaén (II)

Video de Nuestro Padre Jesús "El Abuelo"

Jaén en Fotografías

Blog de Viajes

ASOCIACIÓN IUVENTA

Text Widget

Total Pageviews

Blog Archive

Translate

Popular posts