ASOCIACIÓN PROVINCIAL DE BLOGUEROS Y WEBMASTERS DE JAÉN. "JAÉN BLOGUERO"

ASOCIACIÓN PROVINCIAL DE BLOGUEROS Y WEBMASTERS DE JAÉN.   "JAÉN BLOGUERO"
jaénbloguero@hotmail.com

sábado, 29 de septiembre de 2012

LA LEYENDA DE "LA MONA" DE LA CATEDRAL

"La Mona de la Catedral"

Según la tradición a  finales del siglo XIX unos niños que habían oído de sus mayores el encantamiento maléfico que pesaba sobre  la pequeña  figura  -lo que  les hacía  rehuir este  lugar para sus juegos-, por dárselas de valientes, decidieron cierta  tarde bajar hasta  la Plaza de San Francisco y pasar bajo la imagen demoníaca de la Mona, ante el estupor de las personas que por allí andaban, pues evitaban tanto mirarla, como pasar cerca de ella. Desoyeron los niños las asustadas peticiones de aquellas gentes, a las que parecía que les iba en ello la propia vida, y primero más retraídos y después más resueltos, pasaron una y otra vez bajo la adusta silueta  de  aquella  imagen a  la que, una  vez  se hubieron  desinhibido  totalmente,  le proferían  insultos  y gestos soeces. De vuelta a su Barrio, los niños fueron recibidos como héroes por la chiquillería, y sobre todo por las niñas. Enterados sus padres, les recriminaron duramente su actitud y les prohibieron volver por  allí. Días más tarde hicieron una nueva visita a la Plaza en compañía de aquellos que dudaban de su anterior bravura. Una  vez  llegados  al  lugar,  se  pavonearon  de su  valentía, mientras  que algunos de ellos permanecían un tanto alejados para no verse sometidos a la maldición de la Mona. Fue entonces cuando el más envalentonado por las miradas de admiración de los que se encontraban más  lejos, hizo alarde de su  inconsciencia y  tomó varias piedras del suelo,  lanzándolas contra la imagen del judío, hasta que una de ellas impactó contra la nariz, mutilándola. El miedo y admiración se apoderaron de los presentes  cuando vieron que, a los pocos minutos, aquel niño comenzaba a sudar y a sentir escalofríos. De vuelta a la casa, los padres llamaron al médico. Este le aplicó ungüentos y le dio medicamentos,  pero  el  niño,  lejos  de mejorar,  se  convulsionaba  en  la  cama  entre  gritos. Cuando amaneció, dejaron de escucharse los gritos. Ahora eran sollozos los que salían de la casa. Eran los de la madre, viendo el cuerpo sin vida de su hijo. 

domingo, 12 de febrero de 2012

PINCELADA URBANISTICA


Torre de la Iglesia de San Ildefonso

La capital se originó como un santuario de peregrinación religiosa desde la más remota antigüedad. Sin embargo, el rango de capitalidad de la ciudad de Jaén se debe principalmente a su evolución como posición estratégica militar, primero con cartagineses y árabes y, finalmente, con castellanos. Existió una pequeña ciudad medieval en el siglo XII, que se ocultaba de los pasos de los ríos Guadalbullón, Quiebrajano y Frío tras la fortaleza rocosa amurallada de Santa Catalina, se extendía, lentamente, por el sur y el este, rodeando las rocas de Santa Catalina. En el siglo XV, inicia su crecimiento hacia el este, sobre la misma dorsal que separa las vertientes norte y sur, hasta la basílica de San Ildefonso y la puerta del Ángel, donde actualmente se encuentra la «Alameda de Capuchinos». Por su parte, durante los siglos XVII y XVIII, la ciudad presentó un lento crecimiento hacia el sur, fuera de las murallas, formando el barrio de La Alcantarilla que se extiende, rodeando el barranco del mismo nombre, hasta el pie de la peña de Jaén.

lunes, 9 de enero de 2012

LA PARTE GÓTICA DE LA CATEDRAL DE JAÉN


Fachada gótica de la catedral

Se reconstruyó la catedral a partir de 1494, bajo el mandato del obispo Luis Osorio de Acuña, debido a la inconsistencia de sus muros y a la amenaza de ruina. Para ello se contrató al cantero Pedro López, fiel seguidor del gótico isabelino, para dirigir las obras. Sin embargo, fue a partir del año 1500 cuando el obispo Alonso Suárez de la Fuente del Sauce impulsa definitivamente las obras. La construcción se enmarcaba dentro del estilo gótico tardío, de la época de los Reyes Católicos. Según los planos de está catedral realizados por Juan de Aranda y Salazar antes de demoler la Capilla Mayor en 1634, la construcción presentaba planta basilical de cinco naves, la central más amplia que las laterales, con doce capillas alojadas en los contrafuertes, según el modelo del gótico levantino. Estas capillas se situaban: en el lado sur las de San Antón, Santa Catalina de Alejandría, Quinta Angustia, San Nicolás, San Ildefonso, Jesús Nazareno y San Juan Bautista. En el costado norte las de San Bartolomé, Juan Núñez de Vargas, la del Santísimo Sacramento, la del camarero Gonzalo de Castroverde y la de San Benito. En estas capillas se encontraban enterrados algunos nobles, como, Ruy Díaz de Torres, Señor de Villardompardo, que yacía en la de Santa Catalina, o Carlos de Navarra, Conde de Cortes, que ayudó al rey Fernando en la reconquista de la ciudad. Por su parte, la Capilla Mayor, que presentaba planta cuadrada, se situaba en la cabecera.

Jaenpedia

La catedral de Jaén (II)

Video de Nuestro Padre Jesús "El Abuelo"

Jaén en Fotografías

Blog de Viajes

ASOCIACIÓN IUVENTA

Text Widget

Total Pageviews

Translate

Popular posts